Carrinho

Seu carrinho está vazio.

Descubre nuevas fragancias probando

El Perfume en la Mente Humana

Psicología del perfume: cómo funciona el olfato
¿Cómo influyen los aromas en nuestro cerebro?

Desde que nacemos, los olores marcan nuestra vida más de lo que imaginamos. ¿Alguna vez has sentido el volver a la infancia al notar ese olor a chocolate caliente que te transporta a los fríos inviernos en casa?¿O ese olor que evoca la brisa del mar? Incluso el olor a hierba mojada después de una tormenta, que genera paz, calma y ganas de respirar profundamente hasta que se te llenen los pulmones.

Nuestro sentido más prehistórico y gutural es también el que creemos utilizar menos. Y entonces nos golpea en el cerebro justo cuando menos lo esperamos.

Es el sentido más sensible que tenemos, ya que la conexión cerebral ocurre de manera inmediata.

Este proceso funciona por la propia neuroquímica del cerebro, desencadenada por los olores percibidos, también influencia los aspectos cognitivos como la percepción, identificación o asociaciones culturales. Este último puede ejercer una poderosa influencia en las reacciones emocionales del sujeto, por lo que resulta de especial interés. Los olores identifican países, lugares, personas e incluso religiones.

Aunque de manera inconsciente, las personas generamos juicios de valor a partir del aroma que desprende una persona, tan sencillo como, el hecho de entablar una conversación con alguien cuyo olor nos desagrada, crea una negativa predisposición y viceversa.

¿Qué es la psicología del perfume?

La Psicología del perfume se le llama a la capacidad que tienen ciertos aromas de evocarnos distintas sensaciones y recuerdos y además, modificar nuestro comportamiento en base a ello. 

Un olor está formado por pequeñas moléculas aromáticas. Al inhalar un aroma por la nariz, estas moléculas ascienden por los diminutos nervios olfativos del interior de la nariz y se dirigen directamente al sistema límbico del cerebro.

El sistema límbico es una red de estructuras que controla algunos comportamientos esenciales para la vida de todos los mamíferos, como encontrar comida y mantenerse con vida.

Además la amígdala (órgano del sistema límbico) conecta los aromas con una emoción y el hipocampo relaciona los aromas con un recuerdo en la memoria. De ahí, la capacidad evocadora de los olores, que nos retrotraen a momentos vividos y genera unas respuestas vegetativas en nuestro organismo imposibles de controlar.

Tiene tres funciones esenciales: emociones, recuerdos y excitación (estímulo), que traduce a partir de la información que recibe del entorno exterior.

Por consiguiente, el sistema límbico une los recuerdos con las emociones y los aromas, haciendo que los olores nos recuerden a ciertas situaciones, lugares o personas específicas. 

Asimismo, también existen ciertos aromas capaces de calmarnos mentalmente, y/o que nos alejan de la ansiedad y mejoran nuestro enfoque en el presente.

 

¿Por qué nos gustan los perfumes?

La elección acertada de un perfume y su uso constante provoca bienestar emocional y por lo tanto, una capacidad de ser más resolutivo en la vida, aliviando el estrés y la ansiedad. 

Además, se sabe que mejora el estado de ánimo y hacen más propensas a las personas a ser más positivas y mejora las relaciones con los demás porque aumenta la autoestima.

Además no se puede pasar por alto que usar un perfume, te hace ser más deseable: Algunas fragancias actúan cómo feromonas provocando que quien la porta sea percibida cómo una persona más atractiva para los demás.  

Asimismo, la intensidad y la duración de las fragancias nos permiten seguir en contacto con nuestras personas más cercanas, quienes asocian inevitablemente, nuestra fragancia con nosotros.

A menudo no le damos importancia y únicamente lo valoramos cuando lo perdemos, como cuando tenemos la nariz tapada: entonces, la comida no sabe a nada y el mundo exterior se nos antoja muy lejano.

Una vez los recuperamos, recobramos el apetito y nos sentimos más positivos y con energía renovadas.

 

Neurociencia del Olfato

Algunos de los resultados de las investigaciones en de las respuestas neurológicas del olfato son las siguientes:

  • Ondas cerebrales: el aroma de jazmín incrementa las ondas beta que se presentan con mayor frecuencia en estados de concentración o de alta emotividad; mientras que el aroma a sándalo y pino aumentan la generación de ondas alfa, que es la frecuencia cerebral dominante en estados de relajación.
  • La presión arterial baja con el aroma de nerolí.
  • La micro vibración es un fino temblor observado en los animales de sangre caliente influenciado por la tensión muscular. Este indicador disminuyó con los aromas de naranja y lavanda. Los aromas de jazmín, manzanilla y almizcle aumentaron la micro vibración y con ello, la tensión muscular.
  • Constricción vaso periférica, asociado al estrés psicológico. El jazmín y la pimienta tienen efectos relajantes.
  • Ritmo cardíaco: la desaceleración del ritmo cardíaco se favorece con los aromas dulces, en especial con el de rosas. Con el aroma de limón se desacelera debido a una mayor concentración ante un estímulo de alerta, la mente se anticipa.
  • Capacidad de respuesta: el jazmín reduce el tiempo de reacción ante una decisión mientras que la lavanda lo aumenta.
  • Pruebas de aprendizaje: los aromas que resultaban agradables a los participantes aumentaron la capacidad de memorizar. Eran limón, eucalipto y lirio. También se encontró que la lavanda, la rosa y la naranja aumentan la relajación mental mientras que el jazmín, la manzanilla y el almizcle estimulan la mente.
  • Otras pruebas demostraron que el aroma de heliotropo reduce el estrés y la ansiedad.

El olfato desde el inicio de los tiempos

Desde la prehistoria, el olfato nos acompañaba y nos ayudaba a identificar comida, depredadores y parejas.

Igual que entonces, el olfato sigue siendo una de las formas más importantes que tiene el medio ambiente de comunicarse con nosotros.

El sentido del olfato es, sin duda, nuestro mayor aliado para hacer frente al mundo que nos rodea. Nos sirve para relacionarnos con el medio. Los olores nos alertan, nos hacen huir o atacar, nos conectan con momentos de nuestro pasado y nos hacen revivir sentimientos y emociones. Cuando nacemos, lo primero que hacemos es seguir el rastro de la leche materna. Y, gracias a él, somos capaces de relajarnos solo con oler a nuestra madre.

El olfato es un sentido intrínsicamente relacionado con el instinto de supervivencia.

Cuando el ser humano se hizo un poco más sofisticado, empezó a utilizar el olfato para manipular el cuerpo y curarse. Muchas civilizaciones antiguas, como Egipto, China y la India, utilizaban la aromaterapia para tratar muchos tipos de trastornos como dolores de cabeza, dolor, insomnio, eczema, ansiedad inducida por el estrés, depresión y problemas digestivos.

Conclusión

Hay muchas razones por las cuales amamos usar fragancias y todas ellas están relacionadas a un poderoso motivo: Sin dudas, los aromas nos provocan muchas sensaciones asociadas al bienestar emocional y la felicidad. 

Además, provocan que cada persona sea inigualable, ya que cada fragancia es distinta: Nos identifican, nos brindan personalidad y nos hacen destacar en donde sea que estemos. 

Por estas razones, los perfumes se han vuelto tan populares en todo el mundo y se han convertido en sinónimos de elegancia, frescura y clase.

Una vez que encontramos nuestra fragancia perfecta, no debemos tener reparos en usarla siempre que necesitemos sentirnos más seguros de nosotros mismos. La psicología recomienda usar nuestros olores favoritos justo antes de hacer una presentación importante o de tener una cita.

artigo anterior
Próximo artigo

1 comentário

  • Benjamín Jordán Liniers

    No hay una segunda oportunidad de dar una primera impresión, de ahí en parte la importancia del perfume. Aristóteles decía que nada hay en nuestra mente que no haya pasado antes por nuestros sentidos y sin duda la experiencia sensible influye en nuestra percepción de la realidad y el perfume es esencial en este sentido. En conclusión todo comunica, y si queremos evocar una buena primera impresión es clave el aroma. Excelente artículo, los he leído todos. Gracias por el tiempo al escribir ya que al menos para mi han sido de mucha ayuda los artículos publicados para aprender más.

Deixe um comentário

Observe que os comentários devem ser aprovados antes de serem publicados